Candidas: ¿Causa o consecuencia?

 

A través de este video intentamos concientizar sobre la necesidad de ir a las causas y no perder tiempo combatiendo consecuencias. La exacerbada presencia del hongo Cándida albicans no es más que un síntoma de un desorden multifactorial crónico de nuestro organismo.

En este enlace pueden interiorizarse en profundidad acerca de la Candidiasis crónica: http://bit.ly/candidiasis_

La solución no pasa por usar venenos para matar al hongo, sino por desmontar los factores de su mutación y su proliferación. Hace tiempo venimos difundiendo textos sobre la candidiasis, resumidos aquí.

 

Imagen de microscopio electrónico que muestra una vellosidad intestinal recubierta con cándidas en estado micótico (forma de hilos). Para aferrarse a las vellosidades, el hongo genera raicillas, las cuales crean aun mayor permeabilidad en la mucosa intestinal. Atrás se visualizan cándidas normales en forma de levaduras sueltas.

Si bien el hongo se multiplica y desarrolla en los intestinos, donde crea muchos problemas, son sus manifestaciones externas las que nos incomodan y nos hacen tomar consciencia de su presencia. Un ejemplo son los órganos genitales, frente a los cuales se recurre a anti fúngicos, hépato tóxicos y poco efectivos, ya que el hongo ha generado resistencia. En cambio lo que debiera hacerse es rectificar el desorden ambiental, sobre todo en los ecosistemas intestinal y vaginal.

Para resolver el desorden multifactorial, es obvio que debemos ir por la multifactoriedad de herramientas que propone el Proceso Depurativo con sus Seis Andariveles. Cada área del organismo tiene su importancia en esta manifestación. Y por cierto la alimentación, pero sin caer en confusiones o mitos. Hay que tener claro dónde están los azúcares y que no todos los azúcares son iguales. Para eso nos ayuda la nutrición fisiológica o simbiótica. Solo deseamos que estos aportes sirvan para estimular la toma de consciencia, promoviendo acciones y decisiones fisiológicas, para resolver la verdadera causa profunda del problema que pone en evidencia el hongo.